ROMINA RESSIA Y SU INCREÍBLE ARTE

Argentina fue testigo del nacimiento de una artista en 1981; Romina Ressia, quien sin lugar a dudas es creadora de una serie de retratos que recalcan una antítesis en donde el actor principal es el tiempo. Su trabajo fotográfico cuenta con la forma más creativa de contrapuntear el pasado y el presente, el cual nos es imposible no recordar.

El trabajo de Romina es un tanto irónico, pues sus fotografías parecen cuadros sacados de una época renacentista y los moderniza permitiéndoles a sus modelos portar objetos modernos. 

Romina nace en un pequeño pueblo cerca de Buenos Aires. Su pasión por el arte comenzó a temprana edad pero no fue hasta después de graduarse en economía, que decidió dedicar su vida al arte de la fotografía. Ha expuesto su obra en las principales ciudades como Nueva York, Milán, Reino Unido, París, Zurich y Buenos Aires, entre muchos otros. Una influencia clásica se puede identificar en la mayoría de sus proyectos. Es la forma que utiliza para representar cómo la gente es tocada por el mundo cambiante en que vivimos y para dibujar una línea desde la que analiza la evolución de la sociedad. El intento de otorgar un aire fresco al estilo clásico es una de las características esenciales de su arte.

Un trabajo que sin duda debemos observar.